Iguales y coloridos

0 6

Tus derechos terminan donde empieza el derecho del otro, aunque trillada esta frase, debemos traer a colación siempre el respeto por el otro, ese que existe para nosotros, cuando somos conscientesde que está ahí, con nosotros, cerca o lejos, con sus vivencias. Pero ¿qué sucede cuando no queremos pensar en un otro? Independientemente de tu respuesta, que a lo mejor no consideras sea tu obligación, puedes decidir ignorar toda tu vida, sin embargo, no es posible admitir tal egoísmo, vivimos con… convivimos,  por lo tanto, ese ser  que está frente a vos es importante, ese ser se hace en el tiempo igual que vos, vive donde se hacen presentes todos/as/es/xs como hoy se acostumbra a decir y escribir. Sí, ya sé, la RAE lo considera incorrecto, no lo acepta, pero el fin de esta nota es otro.

Ahora bien, refirámonos al todxs, al uso de la “x”, que tal vez sea una forma de no poner etiqueta y dejar ser al otro, de suprimir o excluir de género a la palabra, criollamente dicho, es abarcativo, hay para todos los gustos.

Lejos de querer un artículo que describa lo sucedió el fin de semana paso en VPT, quién ganó y demás, quiero hacer hincapié en la palabra antes mencionada, Vendimia para todxs,la que apareció en pantalla grande, colorida, continua y titilante, así es, como todos los años, ya en su 23° ediciónse habló de la inclusión, los conductores se refirieron una y otra vez. Si retrocedemos un año, nos encontramos con la renuncia de la reina, debido a una fuerte discusión, su negativa a depilarse las axilas, cosa poco estética según la producción, cierta contrariedad en el mensaje y el accionar. En fin, cada año se renueva el tema a discutir, este 2018 no ha sido tan polémico, por lo menos hasta ahora.

En esta fiesta, gran parte de la comunidad LGBTIQ se hace presente, y los que no pertenecen a ella también, algunos apoyan su causa y otros la miran de lejos. Así que, en mi opinión, parece estar aplicado el vendimia para todos,por lo menos este año. Eso sí, para todos los que quieran y puedan pagar la entrada para ver el show y la elección del rey yde la reina – en esta ocasión también hubo virrey y virreina por cierto-. Lo tengo que decir,no adhiero a la aristocracia por varios motivos que no haré comentaré, simplemente,limita lo que sucede en la Fiesta Nacional de la Vendimia, típico de estos tiempos el no quedarse atrás, sino presentar un show que represente a la comunidad LGBTIQ.

Es sabido que en  el verano, el éxtasis vendimial se apodera de los mendocinos, prestos a escuchar buena música, disfrutar de los mejores vinos, ir por los caminos del vino en bicicleta o en lo que sea, escuchar a la Orquesta o grupos musicales de tango, rock, música clásica,  lo que se publicita como: Tango/música clásica/ tour por los caminos del vino, una serie de actividades que caracterizan los eventos de esta época. De la misma manera, VPT se caracteriza por su reality, por el show que ofrece, música electrónica, bailes de Drag Queens, barra de tragos y presentación de la banda más popular. El público asiste con expectativas, figuras del espectáculo argentino en la conducción y otros en la vip, en todo el Stadium Arena Maipú predomina la buena onda, los criticones son minoría, es decir, se nota la tranquilidad, la feliz convivencia, claramente no vas a pagar una entrada para pasarla mal. Muchos amigos ingresan con alegría a apoyar a su candidato favorito, a sacarse fotos, a admirar lo que ese ser amado hará en escena.

Una vendimia que ha pasado por distintas etapas, modernizando la fiesta, el show, ya sea desde el espacio de su realización hasta los candidatos al cetro, pero siempre con una gran responsabilidad, estar comprometidos con la causa, y no hace falta decir que muchos de los que se postulan tienen una historia que contar, vivencias que tienen que ver con la discriminación, con luchas internas, ese salir del closet tan repetido que a muchos afligía, porque se escondían, concurrían a lugares en donde podían mostrarse como querían.  Si bien,  la sociedad ha ido abriendo su cabeza, aprendiendo a ser más tolerante, actualmente la Mendoza conservadora tiene aún mucho que reflexionar, no comenta Luis Patiño, seguidor incansable de la fiesta.  Quiero decir, que no es la intención criticar al mendocino, esta ocasión es para admirar un recorte de la realidad, los días previos y el día de la fiesta VPT.

Los días previos traían una serie de temas a debatir, como el actor de porno gay que se postula, el joven que vive con VIH, los trans que hoy se aceptan y viven como siempre han querido.

Veamos, lo más interesante de los protagonistas de la noche es que desde su humanidad, vivencias poco felices, hoy muestran que se levantan a pesar de todo, que luchan por sus derechos, que buscan ser tratados como iguales, porque quiénes somos nosotros para juzgar las elecciones son personales.

Se conjugó muy bien la noche, las vivencias de los candidatos con lo que predicaban, por lo que  se resaltó el uso de protección, cuidarse uno y cuidar al otro, fue el mensaje que dejó claro Flor de la V, por su lado, Alejandro Juárez, candidato a rey de VPT concientizo. Sumado a eso desde el inicio se podía observar un stand con folletería y preservativos que eran repartidos a los que ingresaban al Stadium, digamos que la prédica estuvo clara. De igual manera, sí llama la atención que varios medios sigan utilizando erróneamente términos como contagio, en las notas publicadas los días previos sobre el joven candidato, esa confusión entre dos palabras contagio y transmisión, un abismo entre ellas,  esta es una excusa para que nuestros lectores se informen, que busquen fuentes confiables. Una gripe es contagiosa, el VIH no. Saquemos la estigmatización y el mal uso de los términos. Aunque no ganó el cetro, Alejandro dejó huellas en muchos de los presentes, que decían contar con poca y errónea información. Muestra de interés, saber que el VIH ha estigmatizado, algunos comentaron, sí un conocido vive con VIH y es necesario acompañar.

Quedé impactada, la solidaridad de la gente, ese pensar en lo que el otro ha sentido, mientras no se aceptaba, los intentos de suicidio de algún amigo, eso es tener empatía. Lección importante, obviamente que el creerlo, decirlo y aplicarlo va en cada uno, pero cuando una porción de la sociedad te hace notar que se puede vivir en paz, te quedas con la boquita cerrada.

Este 2018, marca un antes y un después en la vida de algunos, otros hace años que están en lucha, felices de los logros como la Ley de identidad de género y Ley de matrimonio igualitario. Se han desarrollado profesionalmente, tienen su familia, brillan y transmiten paz. Un referente del arte mendocino es ejemplo de ello,  nuestro actor y director de teatro, Gerardo Saavedra, quien deja impactado a más de uno, ya que de él se caracterizan las palabras dichas con tanto amor y desde la paz que deja a cualquiera impresionado. Todos somos personas, iguales para acompañarnos y variados para admirarnos.

Fotografía : Daniel Torrico

Deja una respuesta

Conectar con:



Su dirección de correo electrónico no será publicada.