Nov 9, 2017
53 Vistas
0 0

El amor brilló en Mendoza

Escrito por

En el centro cultural israelista se presentó E.D.R.A, una obra dramatúrgica que combina lo mejor y lo peor del amor, en su lado más instintivo.

M recuerda, repasa su historia de amor; de desamor.

J se enamora, dice que no y se vuelve a enamorar.

A se desenamora, vuelve a enamorarse una vez más.

Bajo el velo del recuerdo, estas tres historias se entrelazan de manera caprichosa, como un flechazo en el corazón, en el Desesperado Reino del Amor.

Estas palabras estaban impresas en un folleto, el cual era parte de la entrada para ver la obra. Todo sucedió rápido, como si la noche y la obra hubiesen sido sólo un pestañeo. En la calle Maipú y Salta de Ciudad, El desesperado reino del amor (E.D.R.A)  presentó su última función, luego de estar más de 1 año en escena. Al entrar en la sala, podía observarse en el fondo un pequeño rectángulo, donde estaba el escenario, iluminado por varios reflectores. Por el lado de enfrente, los espectadores; un público excelente que disfrutó de la función.

EDRA es una creación colectiva, ya que tanto actores como director y productor ayudaron a darle forma. Esta dramaturgia se basa netamente en el amor de pareja pero, por más trillado que parezca, esta función posee algo diferente: se enfoca en la relación luego del enamoramiento. ¿Cómo sigue la unión luego de años?

Esta novela mezcla el humor y el drama en un gran show escénico creado con mucho esfuerzo y amor. En una loca historia de amor, M (María Vílchez) y J (Luli Battistini) se conocen, quedan flechadas desde un principio y conviven juntas. Al principio, eran felices, y se complementaban en cada uno de sus defectos. A raíz del tiempo, la relación comienza a romperse. A (Ana Macías) se desenamora y por cosas de la vida, conoce a J. Una nueva relación comenzaba. M, empieza a manifestar otro sentimiento: celos. Ella no puede soportar que J se haya enamorado de otra persona y ataca a A. Intenta recuperar a J, pero ya no funciona y la violencia, algo tan normal en las parejas, queda demostrada que de nada sirve. Para el final del show, las 3 historias se entrelazan y forman una sola. Para dar por terminada la función que tanto les hizo felices.

La obra tuvo en claro su tópico desde un principio pero a la vez, dejaba la libre imaginación a los espectadores, quienes tuvieron distintos puntos de vista. Además, la función trajo a la memoria varios recuerdos a varios espectadores. Edra llegó a su fin y bajó el telón. Pero no queda duda de que todos estamos metidos en esto, en el desesperado reino del amor.

Ficha técnica:

Actrices: Ana Macías- María Vílchez- Luli Battistini.

Composición dramatúrgica: Ana Macías- María Vílchez- Luli Battastini- Federica Bonoldi- Fabián Castellani.

Diseño Gráfico: Darío Castellani.

Edición de audio: Leo Martínez.

Diseño y realización escenográfica: Federico Páez.

Vestuario: Yanina Di Munno.

Asistencia de dirección: Federica Bonoldi.

Dirección: Fabián Castellani.

Género: Dramaturgia.

Etiquetas de artículos
Categorías de artículos:
Cultura

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *