Cadena de montaje : Muertes por comodidad

0 17

A punto de comenzar la obra las personas de la compañía de teatro canadiense nos invitan a acercarnos al escenario, nos recomiendan hacerlo ya que se trata de una puesta intimista.

La actriz Marcela Pizarro Minella comienza a colocar zapatos femeninos en la parte frontal del escenario y nombra a algunas de las víctimas de los feminicidios de la Ciudad de Juárez con un fondo de bidones de agua vacíos, como los cuerpos sin alma desparecidos. Solo sería la entrada al infierno que se vive en la ciudad, 300 mujeres asesinadas y la cuenta sigue aumentando, guerra de narcos donde los asesinatos son las noticias normales del día. Quizás nunca sepamos la cantidad de mujeres asesinadas como diría el relato todos ellas con el pelo muy largo, como se utilizaba en la época victoriana en la cúspide de la revolución industrial, pero aquella ciudad carece del romanticismo e inocencia de aquella parte de la historia.

cadena de montaje

Las mujeres son utilizadas en pos del progreso y la comodidad de los hogares del norte de nuestra américa , solo buscando una salida a su precaria situación para avanzar y dejar atrás sus penurias , pero no todo lo que brilla es oro , serán explotadas en maratónicas jornadas laborales , acá ellas solo son un número , la rentabilidad es lo único que cuenta en el negocio de la multinacionales aunque sus spots publicitarios no parezca lo mismo , compramos los productos aunque estén bañados de sangre solo para mantener nuestra comodidad del hogar , para cuidar nuestra apariencia , nuestra vestimenta , quizás solo no nos enteramos de las noticias ,  o  como diría el relato quizás no somos tan inocentes.

Una obra que explora en nuestras conciencias y en la doctrina capitalista que nos rige, aunque el sistemas no sea lo que parece .Solo miramos nuestro horizonte, y muchas veces al rompecabezas de nuestro mundo le faltan piezas, que nunca queremos encontrar.

“..El conocimiento es poder. La información es liberadora. La educación es la premisa del progreso, en cada sociedad, en cada familia…”

Fotografía y Crónica : Daniel Torrico

 

 

Deja una respuesta

Conectar con:



Su dirección de correo electrónico no será publicada.