Dic 13, 2015
255 Vistas
0 0

Una fiesta a puro tango y sonidos latinoamericanos

Escrito por

En concierto gratuito, la Orquesta Sinfónica de la UNCuyo deleitó anoche a una multitud en el Parque Central

Como cierre de la temporada artístico cultural 2015, y en el marco del día mundial del tango, la Orquesta Sinfónica UNCuyo se presentó en el lago del Parque Central interpretando tangos y danzas de Latinoamérica. El concierto inició a las 21 bajo la dirección de su titular, el maestro venezolano Rodolfo Saglimbeni.

Hubo gran variedad de festejos en la provincia por el Día Nacional del Tango, que se viene realizando en nuestro país desde 1977 con el fin de poner en valor la música ciudadana, médula de la cultura popular argentina. El día se instituyó como homenaje al nacimiento de Carlos Gardel (1890 o 1887) y del director de orquesta Julio de Caro (1899). La orquesta universitaria se unió a la celebración brindando un concierto gratuito al aire libre.

En una noche propicia, con un clima agradable y sin lluvias, el espectáculo pudo llevarse a cabo frente a una gran cantidad de espectadores que colmaron los alrededores del lago. Durante más de dos horas la orquesta deleitó al público con gran variedad de piezas clásicas del tango como: Volver y Por una cabeza (Carlos Gardel), y temas de Astor Piazzolla y Rodolfo Mederos, entre otras.

El organismo sinfónico ha recibido a un gran número de solistas de trayectoria internacional, este año contaron con la participación estelar del músico Rodolfo Mederos. Este bandoneonista, compositor y arreglador, ha tocado con Piazzolla e integrado por varios años  la orquesta de Pugliese. Desde 1960 comenzó a formar conjuntos que lo llevaron a la consagración. Con un premio Konex (1985), Siguió incansablemente su camino en la música ciudadana y con su Orquesta Típica grabó la trilogía Comunidad – Intimidad – Soledad. Colaboró también en discos de Mercedes Sosa, Luis Alberto Spinetta, y más recientemente con el cantautor  Joan Manuel Serrat.

Mederos tuvo un marcado protagonismo cerca de las 22, cuando interpretó  un solo de bandoneón que captó la atención de los presentes. Con 75 años de edad y con el mismo entusiasmo de siempre hizo resoplar su instrumento al ritmo del dos por cuatro. Una tarea no poco importante logró anoche junto a la agrupación sinfónica: reducir la brecha generacional entre los integrantes de las familias presentes, de los jóvenes y adultos; quienes disfrutaron al mismo tiempo de este género musical, patrimonio material y cultural de la humanidad.

En otro momento, el director de la orquesta Rodolfo Saglimbeni, expresó emocionado: “La música une tantas distancias y kilómetros, la música nos permite que tengamos un mismo lenguaje, un sentimiento en común”. El maestro venezolano viene dirigiendo a la sinfónica de la UNCuyo desde hace un año. También agradeció la participación y devolución de la gente que se acerca a escucharlos, como la colaboración de todas las personas que trabajaron en la realización del evento

A poco de finalizar el show, Saglimbeni, adelantó que en la nueva casa, la Nave Universitaria, a partir de fines de febrero estarán presentando muchos conciertos y eventos que tiene que ver con acercar al público la orquesta y todos los elencos de la UNCuyo. También comentó que están proyectando brindar una serie de conciertos durante el próximo año; se trata de una gran antología de música dedicada a diversas temáticas y géneros musicales.  

La Orquesta Sinfónica de la UNCuyo ha logrado, con los años, captar un nuevo público combinando la labor didáctica y artística; y transformando así esta propuesta cultural en un espectáculo de concurrencia masiva. El evento, convertido desde hace años en un clásico local, estuvo organizado por la Secretaría de extensión universitaria de la UNCuyo  junto a la Municipalidad de Ciudad.

Además del repertorio tanguero, también tuvieron lugar sonidos latinos como el Danzón, y los famosos “Mambos” de Pérez Prado; que dieron sazón a la velada y fueron acompañados con palmas por el público entusiasmado. Como broche de oro, la orquesta homenajeó a la música tradicional argentina interpretando la danza del gaucho, el malambo. El concierto finalizó pasadas las 23 al ritmo de un mambo y con la ovación del público presente.

Crónica : Yanina Perez- yaninaperez312@gmail.com

Categorías de artículos:
Música

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *