El futuro del futuro

0

«…El futuro del futuro seguirá conteniendo el pasado. El tiempo pasa lento y el tiempo se va rápido…»

Estuvimos presentes en el Centro Cultural Israelita de Mendoza y la presentación de Cortodramas 20, donde nos esperaban tres propuestas teatrales con el eje disparador de Matías Feldman sobre una de sus sagas favoritas en este caso «Volver al futuro».

Era una agradable noche y en el patio central del centro cultural, se vivía un clima de distención y camaradería donde se podía disfrutar de tomar alguna bebida y acompañarla con unas deliciosas empanadas de carne o verdura según el gusto del comprador.

En primer caso pudimos observar «Back to Forward» con las actuaciones Lita Tancredi, Claudia Racconto, Lisandro Gómez Fraser y Horacio Ferrer en la cual fue el dramaturgo tambien de la misma. En esta caso la propuesta nos hacía ser observadores de una programa en vivo con aire ochentoso donde Tancredi era la conductora del mismo, la invitada del mismo era Racconto con un look a lo Jennifer Rush con aires también de Rita Turdero personaje muy famoso interpretado por Moría Casan, y el notero en exteriores era Fraser y el productor del mismo era Ferrer. Con guiños a programas de la década del 80 como el de Enrique Mamaní Modal, uno podía imaginarse gracias a la naturalidad de la actuaciones ser observadores en piso de un programa de televisión. El único elemento inusual en la escenografía era un guardapolvo blanco el cual de alguna forma como en la película llegaba a ser el condensador de flujos que permitía el viaje en el tiempo como así también de una manera metafísica significaba el pasado y charlando con Horacio Ferrer ese guardapolvo era el mismo que utilizo en la primaria, y representaba todos los buenos deseos de sus compañeros que a futuro deseaban para él.

En segundo caso «En el umbral de mi mirada» con la dramaturgia de María Vilchez y las actuaciones de Ana Macías, Luisina Gonzalez, Cinthia Iturrieta y de su propia escritora. En este  corto nos presentaba un drama sobre una ruptura amorosa , pero también nos hacia un viaje por las diferentes épocas y roles de la mujer en la sociedad moderna , con una divertida coreografía haciendo referencia a la pin up girls , otra sobre la libertad de la elección sexual y la formación de parejas del mismo sexo con la ley de matrimonio igualitario , el antiguo paradigma de la mujer solo haciendo tareas hogareñas, y sobre el rol que ha tenido la tecnología en las actividades diarias y costumbres como el auge de las selfies.Todos esos actos eran observados por un ojo como un gran hermano que hacía referencia al recuerdo amoroso que repercutía en la cabeza de una de la protagonistas. Y una referencia poética al tiempo en esta caso reflejado por una lluvia incesante que al final termina como la vida cuando la misma deja de ser escuchada por nuestros oídos y quizás el dolor un obsesivo recuerdo amoroso.

En tercer caso «Attenti al lupo» con las actuaciones de Damaris Gamboa, Laura Lahoz, Matías Lucero, Guillermo Moya, Diana Moyano, Sol Pachmann, Bruno Palero, Nicanor Lucero y Julia Vera Abraham estos últimos directores y dramaturgos de la misma. La cual trata sobre una perdida en este caso sobre una madre , que tuvo la introducción de un audio de Álvaro Narváez Díaz director colombiano .Y en este caso sin seguir una secuencia lineal de los hechos nos lleva a recordar los momentos de alegría y tristeza de la relación de dos hijos con una madre enferma de cáncer. Pero no todo era drama ya que había divertidos personajes como una vecina del edificio de departamentos que siempre equivocaba su lugar, una estereotipada y cómica tía borracha encarnada por Diana Moyano. Y charlando con los dramaturgos de la misma tomaron como referencia una pregunta de difícil contestación ¿Revivirías a tu mama? lo cual provocaría toda una alteración del presente y del futuro, y múltiples universos paralelos al estilo de la película Mr. Nobody, y vemos en la última escena una situación totalmente paradójica e idealista con una alegría de ambos personajes principales que quizás tomaron la decisión de revivirla. El que escribe no puede olvidar la escena del velorio y todos los preparatorios del mismo, como así también la escena del cumpleaños de la madre ya que desconocía totalmente que ese sería el último festejo que viviría junto a su progenitora como así también haber recibido quizás uno de los últimos consejos a un mes de su partida.

Todas las obras presentadas fueron de una excelente calidad, tenían diferentes mensajes y estilos, pero nos hacían reflexionar sobre el paso del tiempo, y contrastarlo sobre nuestras propias vidas y sobre el comportamiento de la sociedad.

Fotografía y Crónica : Daniel Torrico

[justified_image_grid facebook_id=230206980355921 facebook_album=983795408330404 facebook_caching=10080]

[justified_image_grid facebook_id=230206980355921 facebook_album=983799628329982 facebook_caching=10080]

[justified_image_grid facebook_id=230206980355921 facebook_album=983803971662881 facebook_caching=10080]

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja un comentario